El día Mundial del Hábitat tiene el propósito de reflexionar sobre el estado de los asentamientos humanos y el derecho fundamental a una vivienda adecuada para todas las personas (ONU-Hábitat).

En México hay 28.5 millones de viviendas, según el último Censo de 2010. En el 14 por ciento de las viviendas no se tienen ingresos suficientes para comprar la canasta básica (pobreza alimentaria). El 29 por ciento de las viviendas urbanas y el 45 por ciento de las viviendas rurales tienen hacinamiento. Actualmente 36.6 millones de personas residen en viviendas que presentan algún tipo de rezago.

El derecho a una vivienda adecuada, de acuerdo con las Observaciones Generales número 4 y 7 emitidas por el Comité de Derechos Económicos Sociales y Culturales de Naciones Unidas (Comité DESC), significa el derecho a vivir en algún lugar con seguridad, paz y dignidad, no simplemente tener un techo bajo el cual habitar.

De acuerdo con el Comité DESC, para que la vivienda se considere adecuada, necesitan confluir estos elementos básicos: Seguridad jurídica de la tenencia, Disponibilidad de servicios, materiales, facilidades e infraestructura; Gastos soportables; Habitabilidad y Asequibilidad…