Dentro de los 5 ejes de trabajo anunciados por el Presidente Enrique Peña Nieto al inicio de su mandato, el Observatorio de Política Social y Derechos Humanos (OPSDH), de Incide Social A.C. da seguimiento específico al segundo “Lograr un México incluyente”, en el cual se fijaron entre otras metas: el combate a la pobreza y el cierre de la brecha de desigualdad, así como el trabajar para que las madres y padres de familia tengan lo suficiente para el sustento diario de sus hijos.

En este sentido, es importante observar ¿cuál ha sido la tendencia que han seguido las políticas sociales en los últimos años, especialmente en estos dos primeros años de gobierno?

En cuanto al número, entre el año 2004 y 2012 el número de programas y acciones Federales en materia de política social se triplicó (de 89 a 278), desde el año 2009 (272) el número se había mantenido constante. Sin embargo, en los primeros años de este sexenio el número de políticas bajó a 264 en 2013 y 233 en 2014, lo anterior según información del Inventario de programas sociales que elabora el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).

Es importante destacar que el aumento o caída del número de programas y acciones prende un foco de alerta ante una evidente falta de planeación y continuidad de la política social. Una muestra de ello es la Cruzada Nacional contra el Hambre (CNCH) anunciada en enero de 2013 en la que inicialmente se incorporaron 70 programas, para 2014 la CNCH tenía 90 programas, entre los cuales se habían eliminado 38 de los 70 originales al reconocerse su falta de vinculación real con los objetivos de la Cruzada. En el decreto inicial figuraban por ejemplo los programas: Pago de cuota alimenticia por internos del fuero federal en custodia de los Gobiernos Estatales; Prevención contra la obesidad y Fortalecimiento de la Infraestructura Bancaria…

Lee la nota completa aquí