Incide Social A.C., reconoce algunos avances en la propuesta de Ley General para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, sin embargo, observa con preocupación deficiencias en aspectos como el concepto de familias, la noción de corresponsabilidad, la perspectiva de género, la definición de competencias entre niveles de gobierno y responsabilidades entre entidades y dependencias del Estado, la asignación de presupuesto para nuevos órganos y funciones, así como la falta de fortaleza del andamiaje institucional que se propone para dirigir la política de infancia y adolescencia en México.

(…) Con respecto a la de Ley vigente se debe destacar que se suman derechos como: el derecho a la protección contra todas las formas de venta, trata de personas, explotación, abuso, abandono o crueldad; en el derecho a la salud se añade el derecho a la seguridad social; se incorpora el derecho a la libertad de expresión y acceso a la información (que en la Ley anterior se ubicaba como derecho a participar); se incluye el derecho de asociación y reunión, el derecho a la intimidad y la asistencia social para niños migrantes…

Lee el resto del comunicado aquí