Derechos Humanos

DiaInternacionalDerechosHumanos

Los Derechos Humanos (DDHH) son derechos inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna ya sea por motivos de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. La esencia de éstos es que se encuentran interrelacionados, son interdependientes e indivisibles. Éstos son universales y progresivos y se encuentran contemplados en la ley y garantizados por ella, a través de los tratados, el derecho internacional consuetudinario, los principios generales y otras fuentes del derecho internacional. El derecho internacional de los derechos humanos establece las obligaciones que tienen los gobiernos de tomar medidas en determinadas situaciones, o de abstenerse de actuar de determinada forma en otras, a fin de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales de los individuos o grupos.

Los derechos humanos incluyen tanto derechos como obligaciones. Los Estados asumen las obligaciones y los deberes, en virtud del derecho internacional, de respetar, proteger y realizar los derechos humanos. La obligación de respetarlos significa que los Estados deben abstenerse de interferir en el disfrute de los derechos humanos, o de limitarlos. La obligación de protegerlos exige que los Estados impidan los abusos de los derechos humanos contra individuos y grupos. La obligación de realizarlos significa que los Estados deben adoptar medidas positivas para facilitar el disfrute de los derechos humanos básicos (OHCHR, 1996).

Los Derechos Humanos se realizan cuando las personas gozan de las libertades amparadas por el derecho y cuando hay mecanismos que las protegen de amenazas contra el ejercicio de sus derechos. La realización de los DDHH representan diversos grados de complejidad, por lo cual se dividieron en dos grupos en razón de la facilidad para cubrirlos: derechos civiles y políticos y; derechos económicos, sociales y culturales.

Los derechos civiles y políticos, susceptibles de ser de aplicación inmediata, mediante la abstención del Estado de realizar acciones indebidas, como detenciones arbitrarias, tortura, control a la libre expresión de las ideas o votaciones obligadas. Los principales derechos de este tipo son: a la vida, a la integridad física y moral, a la libertad personal, a la seguridad personal, a la igualdad ante la ley; a la libertad de pensamiento, conciencia y religión; a la liberta de expresión y opinión; a la libertad de movimiento o libre tránsito, a la justicia, a la nacionalidad; a elegir y ser elegido a cargos públicos; a participar en la dirección de asuntos políticos; a formar un partido o afiliarse a uno; a participar en elecciones democráticas.

Además de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (10 de diciembre de 1948) que es el principal instrumento internacional en el que se consagra el espíritu de los principios en Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP), y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC) dan mayor desarrollo a los derechos enunciados en la Declaración Universal.