En 2009, la Asamblea General de Naciones Unidas proclamó el 22 de abril como Día Internacional de la Madre Tierra, reconociendo la necesidad de promover la armonía con la naturaleza y la tierra para alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de los seres humanos.

Según informes del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el 18% del total de las enfermedades del mundo en desarrollo encuentran raíz en condiciones medioambientales. El 7% del total de muertes y enfermedades del mundo es por suministro de agua, servicios sanitarios e higiene inadecuados; tres millones de niños menores de cinco años mueren cada año por causa de riesgos ambientales, entre el 40 y el 60% de estos fallecimientos de infantes, según cálculos actuales, se deben a infecciones respiratorias agudas provocadas en gran parte por emisiones de partículas por el uso de combustibles sólidos.

 

Ver Nota Completa