Ver nota completa

La pobreza en Ciudad Juárez incide directamente en el incremento de la violencia contra los infantes, aseguraron diversas organizaciones sociales.

Al conmemorarse hoy el Día Internacional de los Niños Víctimas Inocentes de Agresión, esta frontera se encuentra por encima del promedio nacional sobre las cifras de maltrato contra los menores, mientras que 70 mil de ellos carecen de un espacio adecuado para desarrollarse.

La zona donde más se presentan agresiones contra este sector de la población es en el poniente, donde unos 28 mil menores sufren violencia cada año.

José Luis Flores, de la Red por los Derechos de la Infancia, manifestó que cada año se documentan entre 10 y 15 muertes de niños a consecuencia de golpes recibidos, principalmente de sus familiares más cercanos.

El Censo 2010 indica que Juárez tiene una población total de un millón 332 mil 331 habitantes, de los cuales el 15 por ciento son menores de 5 años, es decir 199 mil 784 niñas y niños.

“Unos 200 mil niños están fuera de las agendas públicas de los tres niveles de gobierno; el 30 por ciento de la población lo conforman ciudadanos entre 0 a 15 años y la ciudad no tiene nada qué ofrecerles en materia de espacios públicos, centros de cuidado y guarderías”, indicó el secretario ejecutivo de la Red.

Catalina Castillo, de la OPI, aseguró que la ciudad no ha puesto a sus niños en un primer plano y que no se le está invirtiendo al sector más importante, que es el sector de 0 a 5 años.

“Hay casi medio millón de pobres en esta ciudad, de esa cifra existen alrededor de 60 mil en pobreza extrema, es mucha la gente que carece de necesidades básicas y los más vulnerables son los niños de 0 a 5 años”, añadió.

Casi 2 mil casos anuales

“El caso de los tres niños que fueron asesinados por su padre en el fraccionamiento San Pablo o la pequeña de cuatro meses que murió asfixiada por su madre, habla de la problemática que vive la ciudad”, dijo el activista.

Explicó que desde 2004 se detectó aquí un “foco rojo” para instituciones internacionales como la Unicef.

Cada año mueren entre 10 y 15 menores por golpes recibidos por adultos, principalmente por familiares cercanos.

“En el ámbito local estamos recibiendo vía institucional un promedio de 400 denuncias anuales por algún tipo de maltrato contra niños, pero es conveniente aclarar que por cada denuncia presentada, hay otros cuatro casos que nunca se conocen por falta de este procedimiento legal”, añadió Flores.

Reiteró que lo más lamentable de estos casos es que la mayoría de las agresiones provienen de sus familiares y que estas prácticas violentas, son consideras por un sector poblacional como medidas disciplinarias.

¿Cambio de estrategia?

Flores advirtió que se requieren nuevas estrategias preventivas que ayuden a disminuir este fenómeno social.

El representante de la Red por los Derechos de la Infancia, manifestó que la sociedad juarense grita y se exalta por cualquier situación, todo lo minimiza y los niños crecen y toman esa actitud con mucha naturalidad.

“Como sociedad debemos hacer un análisis entre la vida, la familia y el trabajo, es decir, cómo está compaginado este proceso… somos una ciudad volcada al trabajo con mano de obra femenina, con hijos pequeños”, expresó.

Desde el punto de vista del activista, “aunque no es una justificación”, una mujer que duerme sólo cinco horas diarias por trabajar en la industria maquiladora llega al fin de semana sin motivación.

“El sábado y domingo es cuando los niños demandan mucho del tiempo de estas mujeres y es cuando ellas reaccionan de manera no adecuada”, aseveró.

Padres no tienen soportes

“La ausencia de infraestructura para el cuidado infantil es muy grande. Tenemos una demanda enorme y una política muy limitada. Encontramos en nuestras investigaciones que los niños más susceptibles de ser agredidos son los menores de 5 años, porque aún no desarrollan todas las habilidades para huir de una situación violenta, en los más grandes corren a casa de sus amigos o familiares”, explicó Flores.

Ciudad Juárez carece de una parte preventiva en este renglón, además no existen recursos etiquetados para evitar al máximo las prácticas violentas contra los menores.

Para la Red por la Infancia es necesario reasignarse recursos para una campaña de gran altura.

“En Ciudad Juárez existe un promedio de 200 mil niños menores de 5 años y en cobertura sólo tenemos 15 mil lugares para estos niños”, dijo.

Dijo que aún si se toman en cuenta las cifras bondadosas, por los niños que están con sus madres que no trabajan, existen 70 mil menores de 5 años demandantes de un espacio.

“Es un problema que el Estado debe tomar por las manos y cerrar la brecha. No pedimos que se resuelva de la noche a la mañana, porque eso sería imposible. Deben echarse a andar una serie de programas y proyectos y redireccionar recursos”, explicó Flores.

En el mediano plazo, dijo, esta pirámide poblacional se va a seguir manteniendo, es decir, habrá un 15 por ciento de primera infancia de entre 0 y 5 años y ese es el bono que debemos cuidar si queremos una mejor ciudad en un futuro.

“El llamado que hacemos desde la Red es que debemos subir este tema a la agenda pública, sobre todo por la situación por la que acaba de pasar esta ciudad”, finalizó José Luis Flores.

Peligra el futuro de la ciudad

Según los especialistas, si no se atiende esta población, habrá pocas posibilidades de que esos niños de 0 a 5 años tengan posibilidades de convertirse en ciudadanos competitivos para transformar a la sociedad.

“En Juárez existen muy pocos espacios de cuidado infantil, a lo largo de los años ni a nivel local ni estatal se ha querido invertir en programas”, aseveró Catalina Castillo de la OPI.

En Ciudad Juárez, añadió, trabajan casi 100 mil mujeres en la industria maquiladora, con niños muy pequeños que no tienen derecho a una guardería.

“Los niños están viviendo situaciones de mucha violencia, intrafamiliar, duelo y otros problemas. Es una sociedad con mucho estrés y mucha crisis, y los primeros que lo resisten son los niños”, explicó.

Si en las empresas se violenta el esquema de trabajo o el sistema donde está incrustrado el ciudadano, los primeros que resienten esto son los infantes.

“La pobreza y el hambre son los principales factores de violencia infantil. Es ahí donde vemos una ciudad que está fracasando en cuanto a su infancia”, dijo.

W Cuesta más actuar después

La violencia infantil en México es más cara de lo que se cree. La Fundación en Pantalla contra el Maltrato Infantil, dio a conocer hace unos días que el problema le cuesta al gobierno federal 20 mil millones de pesos anuales.

La organización realiza una campaña en la televisión y basó sus datos en el presupuesto erogado por la Procuraduría General de la República, las secretarías de Desarrollo Social, Salud y la Comisión Nacional de Seguridad.

El estudio se titula “El impacto presupuestal en México de los costos derivados del maltrato y abuso infantil”, y reveló que esta suma se elevará mil millones más para el 2015.

Esto quiere decir que al ritmo que crece el fenómeno social en México, para el 2050 llegaría a 147 mil millones de pesos si no se atiende a tiempo.

La mayor incidencia y mortandad por golpes graves ocurre en 78 por ciento de los casos en niños menores de tres años de edad, sin embargo la cifra aumenta, se toma en cuenta el subregistro de muertes ocasionadas por omisión de cuidados como la falta de aplicación de vacunas, desnutrición e insalubridad.

 Ver nota completa