“Las políticas y programas de vivienda de los gobiernos en México desde hace al menos quince años atentan contra el derecho a la vivienda adecuada de la población pues más que procurar proteger, respetar y garantizar ese derecho han visto en la producción de vivienda una actividad para promover negocios privados muy lucrativos que han convertido a la vivienda en una mercancía más.”

Haz click para revisar texto completo