En días pasados la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) publicó la investigación titulada: El Aumento de la Desigualdad: la juventud y el retroceso.

Los datos en los que se basa la investigación señalan que desde el año 2007 México continúa siendo el segundo país más desigual de los 34 que conforman la OCDE; es de destacar que Chile, México, Turquía y Estados Unidos en 2007, 2010 y 2011 no han se han movido de su posición dentro del ranking, ocupando los últimos lugares. A diferencia de países como Portugal o Canadá que en 2007 ocupaban los lugares 23 y 29 y en 2011 alcanzaron las posiciones 26 y 20, lo que implica que en la actualidad hay menos desigualdad en la distribución del ingreso de sus ciudadanos.

tabladistribución del ingreso

Como se puede apreciar en el cuadro anterior en México el Coeficiente de Gini se ha incrementado 2007 (0.47), 2010 (0.46) y 2011 (.048). De tal forma que lejos de reducirse la desigualdad entre los mexicanos, ésta se ha acrecentado. De acuerdo con el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) en México el porcentaje de población en situación de pobreza se ha mantenido sin cambios significativos: 44.3% en 2008, 46% en 2010 y 45.4% en 2012.

A partir del análisis expuesto en los párrafos anteriores el Observatorio de Política Social y Derechos Humanos se pronuncia porque haya un replanteamiento de las políticas públicas encaminadas a reducir las brechas de pobreza y desigualdad. Situación que debe considerar fundamentalmente la implementación de una política fiscal que verdaderamente funcione como un mecanismo de redistribución de la riqueza y una política social efectiva en el combate a la pobreza, lo que permitirá una reducción en México de ambos flagelos, y a su vez, se traducirá en mejores condiciones de vida para todos los mexicanos.

Ver texto completo del OPSDH 

coefocde

Ver Informe de la OCDE