La ocasión de la publicación del Código Nacional de Procedimientos Penales en el Diario Oficial de la Federación vale aprovecharla para hacer una serie de reflexiones someras en torno al cambio de paradigma que significa la transición en nuestro país de un sistema de justicia predominantemente inquisitivo a uno de corte acusatorio-adversarial. Sus luces, sus sombras y sus retos pendientes.

Ver nota completa

 

Ver Boletín