pobreza-en-mexico3

 

El 30 de abril debe servirnos para reflexionar sobre la pobreza que viven día a día millones de niñas, niños y adolescentes mexicanos y la responsabilidad gubernamental por garantizarles un mejor futuro.

La pobreza desde una perspectiva de Derechos Humanos está definida al incumplimiento de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales y no exclusivamente por la falta de acceso a servicios y al intercambio de bienes en el mercado. A partir de esto, se puede definir a la pobreza como la negación de derechos indispensables para que toda persona, en particular las niñas, los niños y los adolescentes, puedan desarrollarse con plenitud. El acceso a las oportunidades para desarrollar su potencial deberá estar garantizado para todos los miembros de la sociedad. De acuerdo a la CEPAL, el UNICEF y el CONEVAL, la pobreza es el incumplimiento explicito de derechos que inhibe su ejercicio pleno y conlleva una negación de la ciudadanía.

De acuerdo al reporte “Pobreza y Derechos Sociales de Niños, Niñas y Adolescentes en México, 2010-2012” elaborado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en México y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), los niveles de pobreza de la población infantil y adolescente en 2012 fue del 53.8 por ciento, con un 12.1 por ciento en pobreza extrema. Estas cifras continúan siendo significativamente mayores a los encontrados entre la población mayor de 18 años y al promedio nacional que se ubicó en 45.5 por ciento.

Hablar de pobreza y particularmente de la pobreza infantil, no sólo nos invita a reposicionar la dignidad humana sino a enfrentar el desarrollo económico y social de México.

Lo anterior, debido a que la pobreza en las niñas, niños y adolescentes presenta una mayor probabilidad de volverse permanente y con efectos irreversibles, con una alta potencialidad de reproducción en el futuro y con mayor dependencia económica, social y legal de los adultos. De esta manera, la atención de la pobreza en estos sectores de la población requiere de acciones prioritarias y urgentes verdaderamente comprometidas con enfrentar el flagelo de la pobreza.

 

Ver información del CONEVAL

coneval-logo