El 11 de agosto de 2014 fueron publicadas en el Diario Oficial de la Federación las le – yes y reformas que integran la llamada Reforma Energética, uno de los principales cambios estructurales aprobados en 2014, y que incluyen: las leyes de Hidrocarburos, de la Industria Eléctrica, de Energía Geotérmica, de Petróleos Mexicanos, de la Comi – sión Federal de Electricidad, de los Órganos Reguladores Coordinados en Materia Ener – gética, de Ingresos sobre Hidrocarburos, y las reformas a la Ley Federal de Presupues – to y Responsabilidad Hacendaria y a la Ley General de Deuda Pública.

Durante 2015, veremos algunos de los primeros resultados de la aplicación de estas reformas y estaremos pendientes de la concreción de las normas reglamentarias vinculadas a ella, que continúan pendientes.

Desde el Observatorio de Política Social y Derechos Humanos se observan varias cuestiones con especial interés, que pueden generar afectaciones a los derechos humanos.

La Ley de Hidrocarburos legaiza el uso de la fracturación hidráulica “fracking”, ya que en el artículo 4, fracción XIX define el término “Gas Natural No Asociado” como “Gas Natural que se encuentra en yacimientos que no contienen petróleo a las condiciones de presión y temperatura originales”. En otros términos, dicho gas es conocido como gas shale o gas de esquisto, para cuya extracción es necesario utilizar la fracturación hidráulica. En la citada Ley no aparece más nada acerca de este gas, sólo la responsa bilidad tributaria que tienen las personas que lo extraigan. El Reglamento de la Ley de Hidrocarburos, también es omiso sobre el gas de esquisto. El fracking ha generado controversia en la última década debido a las repercusiones en materia del derecho al medio ambiente y el derecho a la salud que genera. Este método de extracción es utilizado en reservas de esquisto a más de una milla (1.6 km.) de profundidad. El artículo de la BBC “What is fracking and why is it controversial?” explica este método como el proceso de ta – ladrar la tierra, para que después una mezcla acuosa de agua, arena y químicos sea bombeada en las rocas para liberar el gas a alta presión, lo que le permite emerger por la salida del pozo.

El Observatorio de Política Social y Derechos Humanos ve con preocupación las repercusiones medioambientales y sanitarias que dicho método puede causar en la población en general. Greenpeace España ha señalado que se requieren entre 9 mil y 29 mil metros cúbicos de agua para las operaciones de un solo pozo. Los químicos utilizados para fracturar la roca, equivalen al 2% del volumen total de los fluidos; la información sobre dichos químicos está protegida por intereses comerciales. Existen por lo menos 260 sustancias químicas presentes en 197 productos, algunos de ellos tóxicos, cancerígenos o mutagénicos. También se ha registrado benceno en el vapor que sale de los pozos de evaporación donde se almacenan las aguas residuales1 .

La Universidad de Carleton de Ottawa, Canadá, citando un artículo de 2011 de la revista Human and Ecological Risk Assessment, donde se examinaban los posibles impactos médicos de la extracción de gas y petróleo, mencionan que se identificaron aproximadamente 632 químicos en los po – zos de extracción de gas, de los cuales 75% de ellos podrían afectar la piel, ojos y otros órganos sensoriales, y los sistemas respiratorios y gastrointestinales; 40-50% de ellos podrían afectar el sistema nervioso o el cerebro, los sistemas inmunológico y cardiovascular y los riñones; 37% el sistema endocrino, y 25% podrían causar cáncer y mutaciones2 ; según Rob Wile, de Business Insider, a una familia en el estado de Texas, EE.UU., le fue concedida una indemni – zación de 3 millones de dólares por daños y perjuicios médicos resultado de la producción de gas natural cerca de su hogar. Entre la sintomatología presentada por la hija de la familia, se encuentra asma, nauseas, epistaxis, acufenos y depresión3 .

Científicos de National Geographic han ad – vertido de posibles riesgos de terremotos causados por operaciones ligadas a la fractu ración hidráulica4 . Aunque especia – listas afir maban que los terremotos causados por el fracking serían menores, en agosto de 2011 se presentó un terremoto de 5.3º en la escala de Richter en Colorado y uno de 5.7 en el estado de Oklahoma, este último, conside rado como el mayor en ese estado estado unidense5 ; en el estado de Ohio en EE.UU., según información publicada en Sin Embargo el 6 de enero de 2015 y que cita a expertos de ese país, ya se presentó un sismo ge nerado por la fracturación hidráulica6 . Dentro de la regulación sobre hidrocarburos en México, uno de los temas de preocupa – ción para el Observatorio de Política Social y Derechos Humanos es la adjudicación de contratos para la extracción y exploración de hidrocarburos, especialmente de carbón mineral y el gas natural producto de la ex – tracción del carbón mineral. Los arts. 13 al 23 de la Ley de Hidrocarburos establecen y reglamentan el proceso de licitación, como método de adjudicación de permisos y concesiones para la exploración y explota – ción de hidrocarburos.

El art. 27, por el contrario dice que los Contratos de Exploración y Extracción se adjudicarán directamente a los titulares de concesiones mineras, exclusivamente para las actividades de Exploración y Extracción de Gas Natural contenido en los yacimientos de carbón mineral. El proceso de licitación es el que más facilita la libre y justa competencia entre los dife – rentes interesados en un contrato con el Estado. La adjudicación directa po – dría llevar al monopolio en la extracción de recursos en ciertas zonas.

Queda también establecida la prioridad de las actividades de exploración y explotación de hidrocarburos sobre cual – quier otra que implique el aprovechamiento de la tierra. A través de figuras como la servidumbre legal, ocupación superficial, temporal, arrendamiento o compra – venta, la ley les facilita a asignatarios y contratistas servirse de los terrenos que mejor convengan al desarrollo de sus actividades, configurando vías sencillas para el despojo de los grupos que los habitan.

La Alianza Mexicana contra el Fracking ha denunciado que a pesar de que la figura de la expropiación no se haya incluido en la Ley, en la práctica puede seguirse recurriendo a ella para forzar a los propietarios a negociar la renta de sus tierras7 . Otro aspecto preocupante que se viene dando por los términos que la ley establece para la negociación sobre las tierras en las que el asignatario o contratista está interesado, con los dueños de las mismas, en donde se establece que la forma o modalidad de uso, goce, afectación o en su caso adquisición de las tierras que se pacte, deberá de ser aquella que sea idónea para el desarrollo del proyecto. Según el investigador Manuel Llano Váz – quez, maestro en antropología social de la Universidad Iberoamericana, más de 2,500 ejidos, comunidades indígenas, así como áreas naturales (la explotación en estas áreas no es permitida según el art. 41 de la Ley de Hidrocarburos), se verán afectados por la exploración y explotación, y ya muchos de estos municipios están categorizados por el Consejo Nacional de Población con índices de marginación “altos” o “muy altos”8 .

El mismo autor señala que la licitación para la exploración y explotación de recursos en los municipios se dará en varias rondas: la ronda cero (R0) es para Petróleos Mexica – nos; la ronda 1 (R1) será para las transnacionales, e “…involucra a 61 municipios de Campeche, Chiapas, Coahuila, Hidalgo, Puebla, Tabasco, Tamaulipas y Veracruz”9 . En esta ronda se permitirá la exploración y explotación de hidrocarburos en 671 ejidos y comunidades, en un área de 441,631 hectáreas10. Las Áreas Naturales Protegidas (ANP) se verán vulneradas con la concesión de contratos: solo a nivel federal, dos ANP están afectadas en la R0, abarcando una superficie de más de 83 mil hectáreas, principalmente en los Pantanos de Centla, Tabasco, con 79,422.13 hectáreas y en Laguna de Términos, Campeche, con 4,278.13 hectá – reas; a nivel local, el Área Natural Protegida de Santa Ana, Chiapas; el Centro de Interpretación de la Naturaleza, Gruta del Cerro Coconá, Laguna de las Ilusiones, Parque Ecológico de la Chontalpa, Parque Eco – lógico Laguna del Camarón, Parque Ecoló – gico Laguna La Lima, Río Playa y Yu-Bal – cah, en Tabasco; Laguna La Escondida, en Tamau lipas; y el Santuario del Loro Huasteco y la Sierra de Otontepec, en Veracruz11.

Por otro lado, parte de los requerimientos anteriores a someter un área a licitación, consiste en la elaboración de estudios y evaluaciones de impacto social, mismos que deben ser llevados a cabo por la Secretaría de Gobernación y la Secretaría de Energía, en el caso de estudios, y por parte del particular interesado en la explotación de hidrocarburos, en el de evaluaciones. Sin embargo, llama la atención que en la Ley no se haya dispuesto alguna forma de participación de las comunidades afectadas, cuando el objeto de los documentos mencionados es valorar el impacto social que los proyectos podrían ocasionar. Si bien en el cuerpo de la Ley de Hidrocarburos se establece que la Secretaría de Energía debe desarrollar los procedimientos de consulta previa necesarios para alcanzar acuerdos o el consentimiento de los grupos de población afectados, no existe en la Ley la obligación de hacer partícipes a las comunidades en la elaboración de tales proce – dimientos. En suma, a pesar de que en el texto de la Ley se afirma que los proyectos que se pretendan desarrollar deberán atender a los principios de sostenibilidad y respeto de los derechos humanos de las comunidades en las que van a desarrollarse, la Ley y su Reglamento presentan omisiones sobre las cuales se debe estar muy atento y que pueden generar violaciones a los derechos económicos, sociales y cultu – rales de la población mexicana en beneficio de terceros privados.

1 DISPONIBLE EN: HTTP://WWW.GREENPEACE.ORG/ESPANA/GLOBAL/ESPANA/REPORT/CAMBIO_CLIMATICO/FRACKING-GP_ESP.PDF 2 VER POTENTIAL HEALTH AND ENVIRONMENTAL EFFECTS OF HYDROFRACKING IN THE WILLISTON BASIN, MONTANA, HTTP://SERC.CARLETON.EDU/NAGTWORKSHOPS/HEALTH/CASE_STUDIES/HYDROFRACKING_W.HTML 3 VER WISE COUNTY COUPLE GETS $3 MILLION IN FRACKING SUIT, HTTP://BIZBEATBLOG.DALLASNEWS.COM/2014/04/WISE-COUNTY-GETS-3- MILLION-IN-FRACKING-SUIT.HTML/ 4 VER “SCIENTISTS WARN OF QUAKE RISK FROM FRACKING OPERATIONS”, HTTP://NEWS.NATIONALGEOGRAPHIC.COM/NEWS/ ENERGY/2014/05/140502-SCIENTISTS-WARN-OF-QUAKE-RISK-FROM-FRACKING-OPERATIONS/ 5 VER SCIENTISTS SAY OIL INDUSTRY LIKELY CAUSED LARGEST OKLAHOMA EARTHQUAKE, HTTP://NEWS.NATIONALGEOGRAPHIC.COM/NEWS/ ENERGY/2013/03/130329-WASTEWATER-INJECTION-LIKELY-CAUSED-QUAKE/ 6 VER ARTÍCULO “UN SISMO OCURRIDO EN MARZO DE 2014 EN OHIO FUE CAUSADO POR EL FRACKING, CONCLUYEN EXPERTOS”, HTTP://WWW. SINEMBARGO.MX/06-01-2015/1209653 7 VER HTTP://NOFRACKINGMEXICO.ORG/WP-CONTENT/UPLOADS/2014/07/AN%C3%A1LISIS-LEYES-SEGUNDA-PARTE-DICT%C3%A1MENESSENADO.PDF 8 VER ARTÍCULO DE ÉRIKA RAMÍREZ “TRASNACIONALES SOBRE EL TERRITORIO DE 2 MIL 500 COMUNIDADES CAMPESINAS”, HTTP://CONTRALINEA. INFO/ARCHIVO-REVISTA/INDEX.PHP/2015/01/04/TRASNACIONALES-SOBRE-EL-TERRITORIO-DE-2-MIL-500-COMUNIDADES-CAMPESINAS/ 9 ÍDEM. 10 ÍDEM. 11 ÍDEM

Nota originalmente publicada en : Congresistas