La Organización de Naciones Unidas tiene mecanismos especiales cuyo objeto es examinar situaciones concretas en los países desde el enfoque de los derechos humanos. Uno de estos mecanismos son los Relatores Especiales, que son expertos independientes designados por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

La Relatora Especial sobre la extrema pobreza y los derechos humanos se ha dedicado al análisis de iniciativas que han adoptado los países para promover y proteger a las personas que viven en extrema pobreza, y ha producido una serie de propuestas y de recomendaciones para la eliminación de obstáculos que impiden a las personas llevar una vida en dignidad, sobre todo con respecto a niños y niñas, mujeres y grupos vulnerables.

El trabajo doméstico no remunerado comprende la preparación de las comidas, limpieza de la casa, lavado de ropa, acarreo de agua y combustible; el cuidado de niños, adultos mayores, personas con discapacidad y adultos hábilesEn nuestro país, existen brechas importantes entre hombres y mujeres acerca del tiempo que unos y otras destinan al cuidado de otros y a las labores de limpieza del hogar.

Haz click AQUÍ para ver Nota Completa

 

Versión Corta